Serpiente-Inmortalidad

TABLA 19-LA SERPIENTE-AGUA.jpg - 283.17 KB

SERPIENTE-PJARO-AGUA.jpg - 3.28 MB

Temas principales: 

Serpiente-inmortalidad: (1-1), (1-3), (2-1), (2-2), (2-3), (2-4), (2-5), (3-1), (3-2), (3-3), (4-1), (4-2), (5-1), (5-2), (5-3), (5-4). 

Serpiente, árbol, pájaro: (1-2), (1-3), (1-4), (2-1), (2-3), (2-5), (2-6), (3-2), (5-2), (5-3). 

Lucha serpiente-pájaro: (2-2), (2-5), (2-6), (3-1), (3-2), (4-1), (5-2), (5-3). 

Análisis: 

La serpiente es un elemento recurrente del mito. Su mirada intensa y sus movimientos sinuosos la hacen parecer inteligente (no en vano tentó a Eva para que comiera el fruto del Árbol del Conocimiento en Edén). Es por ello que constituye un elemento central de la mitología de prácticamente todos los pueblos del mundo (excepto en Polinesia, por las razones que expondré más abajo). Uno de los aspectos que la hacen más misteriosa es su regular muda de piel, que a ojos de las gentes la convierte en inmortal. Su asociación con la tierra (pues no en vano se esconde en ella) la liga a la Madre Tierra, y por tanto a las aguas y a la fecundidad; de ahí que un pueblo como el Hopi de Arizona realice una “danza de las serpientes” en ruego por la fertilidad del suelo y por la lluvia (esta danza celebra la unión de Snake Youth, un espíritu del Cielo, y Snake Girl, una entidad terrestre). En lugares como en Creta, y en zonas de Próximo Oriente, la Diosa Madre sostiene serpientes; lo mismo sucede en Centro América. La serpiente también está asociada a la Creación. En Australia se conoce como Serpiente Arco-Iris, que es o bien la Madre Tierra en sí misma, o bien un dios del agua que engendró los ríos, los lagos y los océanos. Como encarnación de las aguas, en India la serpiente Ahi produce la sequía cuando las atesora en su vientre; el héroe Indra se encarga de hacer circular de nuevo el líquido elemento derrotando al monstruo. En China las serpientes-dragón están asociadas a la lluvia y a los manantiales, y son una entidad positiva por regla general. La serpiente del mundo nace en el Océano primordial, y suele ser el primer ser de la Creación, que a su vez despliega todas las posibilidades de la vida en la Tierra (en un principio el dios egipcio Atum era en sí mismo una serpiente). La serpiente está asociada por lo general a la divinidad creadora, sea masculina o femenina (tanto los dioses como las diosas pueden ser ofiomorfos). Como se mueve por la tierra, en la superficie, simboliza lo “autóctono” y ancestral; de ahí que los primeros reyes griegos (como Erictonio, o Cécrope) tuvieran forma de ofidio.

Continúa en... Libro de próxima publicación.

Volver