Paraíso-Isla

TABLA 11-PARASO-ISLA-AGUA.jpg - 194.01 KB

PARASO-ISLA-AGUA.jpg - 3.23 MB

Temas principales:

La isla de los dioses en el mar del origen: (1-1), (1-2), (1-3), (2-1), (2-2), (2-3), (2-4), (2-5), (3-1), (3-2), (3-3), (4-1), (4-2), (5-1), (5-2), (5-3). 

Paraíso: (1-2), (1-3), (1-4), (2-1), (2-2), (2-3), (2-4), (2-5), (2-6), (3-1), (3-3), (4-1), (4,2), (5-3), (5-4). 

Análisis:

Mircea Eliade, así como otros estudiosos de la mitología comparada, destaca cómo en numerosos corpus míticos podemos encontrar la misma constante: la evocación del Paraíso primigenio. Éste aparece como algo tangible, no como una mera tierra fabulosa o legendaria, poblada de seres sobrenaturales. A través de este mito tenemos constancia de una época de dicha, abundancia y longevidad. Jean Chevalier, en su Diccionario de los símbolos, habla de una “nostalgia del Paraíso”, puesto que, citando a Mircea Eliade en su Tratado de la Historia de las Religiones, “un cristiano diría que [el Paraíso] es la condición anterior a la Caída”. Entre los caldeos éste es el Pardes, con una fuente central y cuatro ríos vertiendo en las cuatro direcciones; es el centro espiritual primero, el origen de toda la Tradición. También es la morada de la inmortalidad, el centro inmutable, el corazón del mundo, y –a través del Árbol del Mundo- el eje de comunicación entre el Cielo y la Tierra. A veces se lo identifica con la montaña polar, o central: es el Meru hindú. Si el paraíso terrenal es inaccesible es porque las relaciones del Cielo y la Tierra se han roto por la Caída. Según Juan Eduardo Cirlot, el Paraíso es el símbolo del “centro místico”; más en concreto, de su manifestación espacial. En él vivieron los antepasados primordiales (los “dragones de la sabiduría”, según los chinos), y de él parten los cuatro ríos que riegan el mundo, siguiendo los cuatro puntos cardinales. 

Continúa en... Libro de próxima publicación.

Volver