Mellizos y gemelos

TABLA 7-GEMELOS-AGUA.jpg - 172.10 KB

MELLIZOS-HERMANOS-AGUA.jpg - 3.46 MB

Temas principales: 

Mellizos y divinos hermanos: (1-1), (1-2), (1-3), (1-4), (2-1), (2-2), (2-3), (2-4), (2-5), (2-6), (3-1), (3-2), (3-3), (4-1), (4-2), (5-1), (5-2), (5-3), (5-4). 

El conflicto primordial (mito de Caín y Abel): (1-1), (1-2), (1-3), (1-4), (2-1), (2-4), (2-5), (3-2), (3-3), (4-1), (5-1), (5-2), (5-3, (5-4). 

Diferencia de razas: (1-3), (2-1), (2-2), (3-2), (5-2), (5-4). 

Geminis (Dos Hermanos): (1,1), (2-1), (3-1), (3-3), (5-2). 

Análisis: 

La existencia de hermanos –e incluso de “divinos hermanos”- en mitología es un hecho natural, como puede serlo la fertilidad y el desarrollo de los ciclos. Ya no lo es tanto que en los más apartados lugares se repita la imagen arquetípica de dos hermanos que se pelean, o bien el nacimiento de “gemelos”. De acuerdo con Juan Eduardo Cirlot (Diccionario de símbolos), los gemelos permiten simbolizar la “oposición de contrarios”, o bien su “armonización”: “Toda duplicación concierne al binario, a la dualidad, a la contraposición y al equilibrio activo de fuerzas” (Referencia “Doble imagen”). En el primer caso (oposición) hablaríamos del conflicto propiamente dicho; en el segundo (la armonización), de la androginia o del “matrimonio incestuoso” (véase más abajo). Ya hablemos de Luz y Oscuridad, de Bien y Mal, o de Ofuscación y Razón (por no aludir a la sempiterna “lucha entre sexos”, o conflictos de género), la imagen del gemelo (o del hermano divino) es un arquetipo común . Su rivalidad simboliza la eterna lucha de contrarios, mientras que símbolos como el Yin y el Yang (el Tao, el principio cosmológico del Taoismo) o el dragón son, al contrario, un medio para ejemplificar la armonía de opuestos. Por otro lado los gemelos, símbolo primigenio, pueden ser “héroes fundadores” (de ciudades o de Estados, como sucede en Roma), y son asterizados en el Cielo (en la constelación de Géminis). De acuerdo con Jean Chevalier, en su Diccionario de Símbolos, los héroes gemelos de la mitología indoeuropea y de Centro y Sudamérica son benéficos: son curanderos, protegen a los mortales de los peligros, matan a los monstruos o salvan a los navegantes; pero en otros contextos míticos no sucede lo mismo: más bien se da el caso del hermano “bueno” (y luminoso) y del hermano “malo” (u oscuro); ello sucede en Norteamérica (Ioskeha y Tawiscara) o en Asia (Ahura Mazda y Ahriman). En Grecia este papel lo podrían representar Arión y Orión (hijos de Poseidón); el primero gran músico, el segundo gran cazador. Ambos fueron asterizados: uno en la constelación del Delfín, otro en la de Orión. 

Continúa en... Libro de próxima publicación.

Volver