El Héroe Civilizador

TABLA 9-HROE CIVILIZADOR-AGUA.jpg - 246.15 KB

HROE CIVILIZADOR-AGUA.jpg - 3.38 MB

Temas principales: 

Héroe Civilizador: (1-1), (1-2), (2-1), (2-2), (2-3), (2-4), (2-5), (2-6), (3-1), (3-2), (3-3), (4-1), (4-2), (5-1), (5-2), (5-3), (5-4). 

El portador del fuego (mito de Prometeo): (1-1), (2-1), (2-5), (2-6), (3-1), (3-3), (4-2), (5-1), (5-2), (5-3), (5-4). 

Héroe cultural y Diluvio: (2-3), (2-5), (3-1), (3-3), (4-2), (5-3), (5-4). 

Héroe cultural como serpiente-dragón (o pez): (1-1), (2-1), (2-5), (3-2), (5-3), (5-4). 

El “trickster”, héroe cultural: ((1-1), (3-3), (4-2), (5-2). 

Análisis:

Después de la Creación del género humano, los mortales carecían de entendimiento, siendo unos meros muñecos de arcilla sin sensibilidad, raciocinio o conciencia. Fue necesario que se les dotase de “aliento de vida” para acabar la obra. Sin embargo, durante milenios aquéllos tuvieron que enfrentarse a las duras condiciones del entorno con recursos muy escasos. Sólo se verían capaces de doblegarlas, y de imponer sus propias reglas, a través de las ciencias y las artes; que son, en cierto modo, las bases de la Civilización. En una primera etapa, los conocimientos serían obtenidos por el mecanismo de “prueba y error”; pero en un momento dado parece como si el reloj de la Historia comenzara a ir más rápido, quemando etapas a velocidades vertiginosas. Los estudiosos denominan a dichas “rupturas” en la evolución de la Historia como “Revoluciones”: Revolución Neolítica, Revolución Industrial, Revolución Cibernética. Nadie sabe cómo ni por qué tuvo lugar la primera de esas “Revoluciones”. Pero significativamente la agricultura aparece casi simultáneamente en diversas partes del mundo. Según The Times Archaeology of The World, hacia el 8500 aC. en Perú, hacia el 8000 aC. en Palestina, y hacia esas mismas fechas en el Sur de China. La única excepción la encontramos en los valles altos de Nueva Guinea (en el Sudeste de Asia), donde se podría haber practicado la agricultura desde tiempos muy anteriores. Se trataría de una producción local de taro (un tubérculo) en los valles altos de esta isla; dichos cultivos estarían acompañados de canales de riego, lo que demostraría que no era un “experimento”, sino una práctica ya asentada y corriente en ese tiempo y lugar. Éste es uno de los mayores enigmas de la Prehistoria. En palabras de Robert J. Braidwood (El hombre prehistórico): “¿Por qué se dio primero en el Cercano Oriente la producción eficiente de alimentos? ¿Por qué sucedió de manera independiente en el Nuevo Mundo y, además, sólo poco después? ¿Por qué sucedió lo mismo en el Lejano Oriente?”. Desde mi punto de vista, sólo la hipótesis conocida como “difusionista” puede explicar esta circunstancia: un grupo de población pudo haber difundido por todo el planeta las bases de la Civilización, tal como la entendemos en el día de hoy.

Continúa en... Libro de próxima publicación.

Volver